Festival Internacional de Música de Canarias 2019

Next January 28 and 29, 2019, Cristo Barrios will participate with the group of which he is a founding member, Quantum Ensemble (special guest Frederieke Saeijs), in the next edition of the Festival Internacional de Música de Canarias. The concerts will take place in the auditoriums of the Conservatory of Music of the Canary Islands (venues in Tenerife and Gran Canaria).

Performers: Frederieke Saeijs (violin), Pablo Sánchez (violín), Cristo Barrios (clarinete), Cecilia Bercovich (viola), Iván Siso (violonchelo) y Gustavo Díaz-Jerez (piano).

Programme: La historia de la música, y la del arte en general, es una historia de idas y vueltas, de influencias zigzagueantes y, en muchas ocasiones, inesperadas, sorprendentes. Y esas influencias abarcan todas las dimensiones de las realidades humanas, con sus múltiples y variadas conexiones: culturales y geográficas, individuales y colectivas, creativas y docentes. Este programa está inspirado por ese aspecto caleidoscópico e imprevisible de las influencias artísticas, y se centra en las conexiones que se dan entre la vieja Europa y el Nuevo Mundo, tomando la figura del compositor bohemio Antonín Dvořák como el primer eslabón de una cadena que acaba trayéndonos de regreso a la Francia de Maurice Ravel, habiendo pasado por la influencia que Dvořák dejo en Estados Unidos y la que este país tuvo en su propia música.

Así pues, este programa nos lleva a los dos mundos musicales asociados con Dvořák: aquel relacionado con la música popular de su Bohemia natal y aquel otro influido por su estancia en Estados Unidos, que dio lugar a algunas de sus composiciones más conocidas (el Cuarteto de cuerdas “Americano” y la Sinfonía nº 9 “Nuevo Mundo”, entre otras). La realidad musical bohemia queda representada por su imponente Quinteto con piano op. 81, cuyos ritmos y melodías parecen encarnar las tradiciones populares de Bohemia. Con respecto a su estancia en Estados Unidos, más allá de la composición y dirección, Dvořák dejó un enorme legado como director del Conservatorio Nacional de Nueva York. Su docencia influyó en la generación de compositores que precede a las grandes leyendas de lo que hoy se conoce como la música americana de la primera mitad del siglo XX: Charles Ives, George Gershwin y Aaron Copland (los denominados “Amercian Originals”). De éste último hemos seleccionado su Sexteto para clarinete, cuarteto de cuerdas y piano, que es una obra en la que se perciben las influencias de la música francesa, Stravinsky y Schoenberg, además del jazz y la música judía. De igual modo, el jazz influyó en la música clásica europea, particularmente en los compositores de principios y mediados del siglo XX. Uno de los casos más claros fue el de Ravel, de quien hemos seleccionado su Sonata para violín y piano nº 2 en Sol mayor, una obra en la que el compositor francés incorporó elementos del jazz y del blues, inspirado por el grupo que en los años veinte popularizó este estilo en París, la banda de jazz de W. C. Handy.

back to News & Press